A un mes de los 33.

Y no, no de los mineros. Más bien a la de Cristo.

Otro año que ha sido una completa sorpresa. Recuerdo bien mi cumpleaños pasado. Parecía el comienzo de un buen año, y lo fue. Estamos ad portas de un nuevo inicio y todo hace presagiar que este será EL AÑO.

Cuando quieran cantarme cumpleaños feliz, háganlo fuerte, para escucharlos desde NY.

🙂

Anuncios

El post de los no-post

Muchas veces, como hoy, me programo desde temprano para lograr escribir una notita que sea en mi blog. Y la mayoría de las veces, como hoy, sólo dejo 5 minutos para escribir eso que tanto quería decir, pero que, cuando llega la hora de los quiubos, pierdo todas las ideas y las frases ganadoras…
Como ahora. Ni siquiera esto es lo que quería escribir acerca de esto. Hace unos días ya había escrito un post, pero lo borré. Tengo algunos acumulando bytes como borrador. Hay otros que simplemente no pasaron de mi mente al teclado.

Y es que no es fácil llevar un blog, tener la valentía para decir lo que se siente. De hecho, en este post ya he borrado como 4 veces lo que quería escribir… Pero cada día trabajo en llevar esto, como parte de mi proyecto personal, porque quiero tener un blog y quiero ser leída (bueh, qué blogger o escritor no lo quiere…)

Por eso, este es mi humilde homenaje a mis ideas censuradas, y a los bloggers que son capaces de sacar adelante proyectos sin temor al ridículo…

CB

y se nos va el 2008…

Es increíble como otro año se nos va. Recuerdo que cuando era más chica contaba los años en función de fechas importantes. Onda, verano, marzo y las clases, Semana Santa, 21 de Mayo, vacaciones de invierno, Fiestas Patrias, todos los Santos, 8 de Dic., Navidad y Año Nuevo. Y era así, eterno y cíclico.

Ahora los años van cada vez más rápido. No pasa una Navidad y ya estamos en otra. Como será, si ya cumplí un año en la pega. Y es como si estuviera en práctica. Tuiteo todo el santo día xD.

Este año fue más vertiginoso aún, ha partido tanta gente conocida y querida… sobretodo cercana y querida. Pero acá estamos otra vez, prontos a cerrar un capítulo de nuestras vidas, un cuaderno lleno de historia alegres y tristes, rotulado es la cubierta con un gran 2008. Ese cuaderno se lleva una parte de mi vida.

Para este año, tengo un muchas hojas en blanco. Quiero que formen un tremendo libro llamado 2009, con puras cosas buenas. Es mucho soñar, digo yo, pero está la intención de que todo salga bien. Este año pondré todo de mi parte, y haré todo lo que esté a mi alcance para simplificar mi vida y la del resto. Y así poder aprovechar la felicidad del momento, esa que cuesta tanto tomarse y disfrutarla a concho. Lo demás, vendrá por añadidura…

Les deseo un Feliz 2009, que todos luchen por lo que crean justo y equitativo. Cuídense mucho…

CB