El tiempo pasa…

… y nos vamos poniendo viejos. Y hay más responsabilidades que antes.

Cuando era chica, lo único que quería era crecer para ponerme tacos, maquillarme como mi mamá, hacerme moños altos y usar lentes ochenteros. Quién diría que esto último se ha convertido en un must… como un lote de cosas por hacer en mi vida… y es que estoy más grande y hay que hacerse cargo de uno mismo… (que daría por volver a mi niñez!!!)

Una de esas cosas-por-hacer es la búsqueda del sueño del departamento propio. Es que ya llevo mucho tiempo arrendando y eso se ha convertido en tirar la plata a un pozo sin fondo, lo cual a todas luces no me conviene. Si fuera por eso, ya me hubiera jugado toda esa plata en el Payaso del Santa Isabel… Es por eso que todo momento que tengo en internet, me la paso en cuanta página se le haya ocurrido poner proyectos inmobiliarios…

Ahora estoy con todas las dudas: ¿Cómo sé si la inmobiliaria es buena? ¿Qué tal es el servicio post-venta? ¿el precio es un indicador de calidad? y todas esas dudas existenciales. Es que comprarse un departamento/casa es como casarse: idealmente, para toda la vida.

Es por eso que si tienes algún dato que me pueda servir, orientación, sitio donde hayan deptos de primera, pelar a una constructora o inmobiliaria o glorificarla, no dudes en dejar tu granito de arena acá abajo. Total, opinar es gratis 🙂

Gracias de antemano!!!

CB

Anuncios

Good day, bad day

Cuando era chica, pero muy chica, mi papá siempre conseguía para mi algunos libros de inglés. Eran de esos para niños, con hartos dibujos y colores, para que el aprendizaje fuera didáctico. Recuerdo que siempre a la mitad de cualquiera de los libros, venía la historia de dos niñitos. Primero, era la vida de un niño feliz, que se levantaba temprano para ir al colegio, en un día soleado. Llegaba a clases con una manzana, le tomaban la lección, le ponían una carita feliz y el niño se devolvía a su casa saltando de felicidad, cortando flores del camino para llevarle a su mamá, quién lo recibía con los brazos abiertos y una rica once. Esa era la historia titulada “Good day”.

En la otra página venía el “Bad day”, donde el vecino del niñito feliz se da cuenta que se queda dormido, porque su despertador no sonó, y el día está muy nublado. No toma desayuno, llega tarde al colegio, no alcanzó a repasar su lección y la profesora le puso una carita triste. Cuando se devuelve a su casa sobeando, se pone a llover y no llevaba paraguas. La nube lo sigue hasta su casa, donde nadie lo espera y, más encima, se da cuenta que no llevó las llaves.

Hoy —para mi— fue uno de esos días…

CB

 

El guión que todavía no se ha escrito

 

Mientras salía de la estación Parque Bustamante, el espíritu de Woody Allen me iluminó y tuve la revelación del guión que todavía no se ha escrito para Hollywood. Esperen, Woody Allen no ha muerto, ni tampoco ha sido un prolífico guionista… pero sí que ha ganado dinero (creo)

3dias1Todo transcurre en un universo paralelo donde las micros son amarillas y el metro está vacío. Una tarde un geek descubre con Google Maps una sombra grande en África y resulta que es un meteorito que va a golpear la Tierra… se acerca, se acerca, se acerca, pero como no se consigue que Bruce Willis vaya a dinamitarlo, el meteorito se desvía solo, pero caen pequeñas rocas que traen una infección al Planeta: el virus gay.  Dentro de una hora, el 80% de los habitantes del planeta están contagiados, mientras que un pequeño grupo de heterosexuales se refugian en Checoslovaquia, planeando la salvación de la humanidad… 15 minutos antes de que termine la película, es la batalla final…

Bueno… se imaginarán cómo salvaron a la humanidad…

FIN

Genios de Hollywood… recuerden que estamos amparados por la SCD, así es que cualquier plagio deberán pagar derechos xD

Mejor esperemos a Watchmen 😛

CB